Habilitan servicio comercial de drones en Australia

Poco a poco la automatización está llegando a la industria de los repartos. Las noticias sobre las mejoras en desarrollo y las primeras pruebas pilotos se han ido acumulando en los últimos meses.

Australia ha aprobado el primer servicio comercial de repartos a través de drones para la distribución de chocolate, café y suministros médicos. Este título sin embargo puede discutirse, dado que existen una experiencia comercial de menor escala que lo antecede en Estados Unidos.

El proyecto es liderado por Alphabet, la compañía madre de Google. Una de sus subsidiarias, la empresa Wing, ha estado realizando las pruebas de los vuelos durante los últimos 18 meses.

Los ingenios empleados son autónomos, pueden volar a una velocidad de hasta 120 kilómetros por hora y utilizan un sistema de energía eléctrica. Esto en teoría les permite cumplir con un régimen de cero emisiones de carbono al tiempo en que cumplen con el objetivo de aliviar el tráfico en centros urbanos.

Canberra será la primera ciudad con este servicio. Al principio la cantidad de entregas estará limitada a unos 100 hogares en una zona suburbana, pero si todos sale bien se espera que el alcance se expanda rápidamente. También existirá un límite de tiempo, los drones solo podrán funcionar durante 12 horas al día. 

 

Por tierra

Pero mientras muchos ponen los ojos en el cielo algunas empresas han logrado marcas notorias en tierra. Starship Technologies ha anunciado que su servicio de envíos a través de robots autónomos ha alcanzado las 50 mil entregas. Aunque esta cifra es poco y nada comparada con los 15 millones de entregas realizadas por FedEx en Febrero, demuestra que existe potencial para la tecnología y la industria.

 

 

Fuente: Redusers.