Estados Unidos se prepara para la era de los soldados cyborgs

Investigadores del Departamento de Defensa de los Estados Unios han establecido que dentro de algunas décadas será posible desplegar en el campo de batallas unidades Cyborg.

Esta es la conclusión expresada en el informe Cyborg Soldier 2050: la fusión hombre-Máquina y las implicaciones para el futuro del DOD.

El informe advierte que existe todavía un gran rechazo cultural a las tecnologías de mejora física de los seres humanos. Para enfrentar esta resistencia se ha recomendado primero reforzar los derechos de privacidad y luego acentuar los beneficios que la tecnología supone para los Estados Unidos y sus aliados.

Un factor que podría aliviar el rechazo a la idea de un soldado cyborg es que la tecnología relacionada está demostrando beneficios destacables para la vida civil, en especial al restaurar habilidades perdidas por enfermedades o heridas.

 

Mejoras

Entre las habilidades que el departamento de Departamento de Defensa quiere otorgarle a sus soldados se encuentran:

Mejora ocular. Actualmente los soldados utilizan lentes de visión nocturna. Una posibilidad es desarrollar lentes de contacto con la misma capacidad, incluso con zoom digital o realidad aumentada.

Restauración y programación de control muscular a través de un traje optogenético. Un traje que rejuvenecería a los músculos cansados restaurando así las capacidades de los soldados más rápidamente

Mejoras auditivas. La idea en este caso es reemplazar las protecciones para oidos que cancelan parte del ruido del campo de batalla con un dispositivo mucho más compacto.

Mejora neuronal directa para transferencia de datos. Esta es sin dudas la modificación más importante y cercana al concepto de un cyborg tal y como lo vemos en las películas y cuentos de ciencia ficción.

Se espera que esta tecnología permita interacciones de lectura y escritura entre seres humanos y máquinas, así como entre seres humanos de cerebro a cerebro.

Como resultado los soldados serán capaces de comunicarse de forma directa con sistemas autónomos, como puede ser un vehículo de combate, un robot o un drone. También podrían comunicarse entre ellos fácilmente, optimizando así los sistemas de comando y control en las operaciones militares.

 

 

Fuente: Redusers.