Washington, 10 Dic.- El acuerdo comercial con Canadá y México es el mejor y más importante firmado jamás por Estados Unidos, afirmó hoy el presidente estadunidense Donald Trump tras el anuncio de la mayoría legislativa demócrata de que había culminado su revisión.

En su cuenta de Twitter, precisó que el acuerdo conocido por sus siglas en inglés como USMCA y en México como T-MEC, "luce bien" y es bueno para todos: granjeros, manufactureros y sindicalistas.

Y muy importante, finalmente terminamos con el peor acuerdo comercial para nuestro país, dijo sobre el Tratado comercial de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés o TLCAN en español, que ha regido las relaciones comerciales trilaterales desde el 1 de enero de 1994.

Muy bien el apoyo demócrata al USMCA, el cual será grande para nuestro país, añadió el mandatario en otro tuit enviado en medio de sus respuestas a la divulgación de los artículos por los que la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes buscará llevarlo a juicio político (impeachment).

Por su parte un documento del Comité de Medios y Arbitrios de la cámara baja del legislativo estadunidense que preside el representante Richard Neal, afirmó que su bancada garantizó ganancias para el pueblo estadunidense en el que llamó nuevo Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte.

Este acuerdo hará crecer la economía estadunidense, apoyará a sus trabajadores, protegerá el medio ambiente y mejorará el acceso a medicinas a costos razonables, un contraste con el documento original que quedaba "corto respecto de los altos estándares demócratas", precisa.

El modelo final del USMCA tras la revisión de la bancada demócrata "servirá como modelo para futuros acuerdos comerciales estadunidenses, acota.

Aseguró que la revisión demócrata evita huecos para que los socios estadunidenses cumplan sus compromisos, removiendo lenguaje que impidiera el establecimiento de un panel de disputas.

Por primera vez un acuerdo comercial crea las llamadas "reglas de evidencia", que ayudarán a Estados Unidos a litigar con éxito en los campos laboral, de medio ambiente y otros.

Añadió que se removió el lenguaje que dificultaba investigar si los socios comerciales protegen a los trabajadores de la violencia, además de la creación de la presunción de que una violación laboral afecta al comercio y las inversiones.

En suma los demócratas pidieron en su revisión la creación de nuevos mecanismos para permitir que a través de un comité específico haya recursos adicionales para la comprobación de que la protección ambiental se aplica y se coordinen mejor los esfuerzos en la materia.

Agregaron que habrá agregados diplomáticos dedicados al monitoreo regular de las leyes mexicanas en materia de medio ambiente.

 

Insistieron en nuevas revisiones aduanales para que solo productos agrícolas legalmente cosechados así como flora y fauna legales sean transportados a México.

De la misma manera se reiteró la necesidad de autorizar al Banco de Desarrollo de América del Norte (NADB, por sus siglas en inglés) para atacar la contaminación en la frontera México-Estados Unidos.

De acuerdo al documento demócrata, se conservaron las atribuciones del Congreso estadunidense para legislar en materia de precios farmacéuticos, eliminando diversos tiempos de espera, y para incluir los principios en este rubro en acuerdos comerciales previos con Colombia, Panamá y Perú.

En su conjunto, los cambios introducidos por la Cámara de Representantes de mayoría demócrata constituyen una verdadera transformación del USMCA original, cuyo cumplimiento no podía verificarse y carecía de actualizaciones críticas que necesitaba el original NAFTA, concluye.