Saqueos, incendios y edificios destruidos en Wisconsin: los disturbios después de que un afroamericano fue baleado a quemarropa por un policía

(Cortesía de Radio Francia Internacional y Mike de Sisti)

La ciudad estadounidense de Kenosha, en Wisconsin, fue escenario de protestas luego de que un policía disparara varias veces el domingo a un hombre negro por la espalda, mientras éste se subía a un vehículo, según un video del incidente.

 

El hombre, identificado como Jacob Blake por el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, fue llevado a un hospital en Milwaukee y está en cuidados intensivos. Al parecer, recibió siete disparos. "Esta noche, Jacob Blake recibió múltiples disparos en la espalda, a plena luz del día, en Kenosha, Wisconsin", tuiteó Evers.

¿Qué ocurrió?

 

Son alrededor de las 5 de la tarde del domingo cuando la policía de Kenosha, un pequeño pueblo de Wisconsin entre Milwaukee y Chicago, es alertada de un "incidente doméstico" en una zona residencial. A las 5:11 p.m., la patrulla llega a la escena.

 

Desde el otro lado de la calle, un residente local está filmando un video, que se hará viral. Muestra a un afroestadounidense pasando por delante de un coche aparcado en la calle. Lo siguen de cerca dos policías que lo apuntan con un arma.

¿Qué pasó antes? ¿Qué palabras intercambiaron el hombre y los oficiales? No se sabe. Según varios testigos, el hombre habría intentado separar a dos mujeres que estaban discutiendo, y no llevaba arma. Los policías habrían intentado usar un taser primero.

 

La gente alrededor está gritando, tal vez sintiendo lo que va a pasar. El hombre abre la puerta del lado del conductor, se inclina hacia adelante. Un oficial lo agarra por la camiseta, y suenan siete disparos. El video se detiene poco después.

 

Protestas en Kenosha

 

Los habitantes del barrio se reunieron en la calle, desafiando a la policía, a veces armados con ladrillos o cócteles molotov. Hubo varios incendios en toda la ciudad, y vehículos utilizados para bloquear el avance de los manifestantes fueron quemados. También se informó de algunos saqueos. Un policía fue gravemente herido después de ser golpeado en la cabeza con un ladrillo. El condado de Kenosha declaró un toque de queda hasta las 7 de la mañana de este lunes.

 

La familia contactó al abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia de George Floyd, el afroestadounidense que murió el pasado 25 de mayo a manos de un policía blanco. Dijo que los tres hijos de Blake estaban en la camioneta cuando todo ocurrió: "Vieron a un policía disparar a su padre. Estarán traumatizados para siempre", escribió Crump en Twitter.

El departamento de Justicia de Wisconsin dijo que su división de investigación criminal está investigando lo ocurrido. "Los oficiales involucrados han recibido una baja administrativa", informó el departamento en un comunicado el lunes temprano.