Viene escalada de COVID-19; es necesario distanciamiento agresivo OMS

Ginebra, 31 Mar (Notimex).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) urgió a Gobiernos prepararse para un distanciamiento agresivo, ya que la cantidad de pacientes infectados por coronavirus rebasaría los sistemas de salud.

 

 

De acuerdo con Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, el coronavirus es una amenaza global, por lo que plantea priorizar la preservación de la vida independientemente de la Región.

 

Po su parte, Carissa Etienne, directora de OMS Américas, dijo que la pandemia de coronavirus puede empeorar por lo que hizo un llamado para que los países tomen medidas más urgentes, como el distanciamiento social.

 

Etienne dijo que estas medidas pueden parecer drásticas, pero es la única manera de poder impedir que hospitales se sobrecarguen con personas enfermas en un corto periodo.

 

La OMS aclaró que aunque los científicos se encuentran realizando la vacuna contra el coronavirus, es muy poco probable que salga en este año, además no podrían distribuirse para todo el público.

 

Entre las recomendaciones del organismo mundial para prevenir el contagio por coronavirus, están evitar salir de casa a menos que sea necesario y lavar las manos frecuentemente, usar gel antibacterial, entre otras.

El coronavirus se cuela en las caravanas de migrantes centroamericanos

(Cortesía de Radio Francia Internacional) Desde el 11 de marzo, el Instituto Guatemalteco de Migración informó que ningún extranjero puede ingresar a territorio guatemalteco por ninguna frontera. A pesar del cierre de fronteras, siguen llegando personas a la Casa del Migrante solicitando asilo y resguardo.

 

“Hemos construido un protocolo de protección para las personas, y en la casa, por ser muy pequeña, hemos tenido que habilitar un espacio diferenciado y darle una atención diferenciada a las personas que se encuentran en tránsito por Guatemala. Las caravanas hoy son las que se encuentran en mayor vulnerabilidad porque los flujos migratorios que estamos viviendo en los últimos tiempos, los Estados tanto como México y Estados Unidos no han querido resolver un tema fundamental de protección internacional, y por otro lado también la región norte de Centroamérica, agobiada por la violencia y extrema pobreza, hace que el flujo migratorio sea constante y continuo”, explica el padre Mauro Varzeletti de la Casa del Migrante en Guatemala.

 

En la frontera mexicana, un grupo de migrantes deportados de México son llevados al Centro de Atención de Tecún Umán, pero deben ser trasladados en autobuses a otro lugar fuera del municipio por el temor de la población de que sean portadores de la COVID-19.

 

Según Varzeletti, “la COVID-19 es el primer virus que ha surgido en el mundo, no hace distinción de clases sociales entonces justamente en ese sentido va a atacar a todas las personas a nivel mundial y es evidente que no podemos pensar solamente en los migrantes, tenemos que pensar en una sociedad ampliamente afectada a nivel internacional por esta pandemia”.

 

La Dirección General de Migración hasta al momento, en su portal, no refleja datos del flujo constante de personas que transitan por Guatemala ni indica cuáles serán las acciones que se esperan del Estado ante esta problemática.

 

“Aquí no hay que pensar solamente en el Estado, debemos pensar en una visión globalizada solidaria donde realmente si los Estados no se ayudan vamos a tener una catástrofe mundial en la que realmente van a perder la vida millares y millares de personas”, respondeVarzeletti.

 

Las autoridades del Ministerio de Salud y Asistencia Social, en compañía del Director General de Migración, Guillermo Díaz, y el Director de Aeronáutica Civil, Francis Argueta, dieron a conocer que habían mantenido medidas sanitarias para evitar el ingreso del coronavirus a territorio guatemalteco.

 

Los alcaldes de las localidades cercanas a la frontera informaron en una conferencia de prensa que solicitaron al gobernador llevar a los migrantes en autobuses pagados por la comuna al destacamento militar en Coatepeque, Quetzaltenango. Sin embargo, la coordinación no ha fluido para realizar esto y para que los migrantes sean atendidos y trasladados a algún lugar en específico.

 

El estigma por ser migrantes ya los hacía vulnerables y sufrían discriminación, pero con la COVID-19, podrían enfrentar la muerte ante la falta de atención médica, quedando en el limbo por todas las fronteras.

 

 

Inicia primer ensayo clínico de vacuna contra COVID-19 OMS

México, 18 Mar (Notimex).- El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, confirmó este miércoles el inicio del primer ensayo clínico de la vacuna contra COVID-19, sólo 60 días después de que China compartiera la secuencia genética del virus.

 

 

Explicó también que múltiples ensayos clínicos pequeños, en los que se utilizan diferentes metodologías, “no brindan la evidencia clara y sólida” que la ciencia necesita para conocer los tratamientos que pueden ayudar a salvar vidas.

 

Es por ello que la OMS y sus socios organizan un estudio transversal de varios países para que la información pueda ser compartida entre sí. “Este ensayo proporciona tratamientos simplificados para permitir que incluso los hospitales que han sido sobrecargados participen”, dijo en un comunicado.

 

En el estudio, denominado Solidarity, participará Argentina, Bahrein, Canadá, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, España, Suiza y Talandia. “Confío en que muchos más se unirán, sigo inspirándome en las numerosas manifestaciones de solidaridad de todo el mundo”, afirmó.

 

El máximo representante de la OMS, por otro lado, señaló que hasta el momento, el Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 ha recaudado más de 43 millones de más de 173 mil individuos y organizaciones, pocos días después de su lanzamiento.

Medio mundo en cuarentena

(Cortesía de RFI) Cerca de 3.000 millones de personas en el mundo -en todos los continentes-, están confinadas ante el avance arrollador de la pandemia de COVID-19, que se estima, ya ha dejado unos 27.000 muertos. Con un impacto particularmente severo en España e Italia, países que registran los balances mas dramáticos.

 

En Italia, la COVID-19 ha matado a casi 1.000 personas en 24 horas, dejando hasta el momento un total de 9.134, las cifras anunciadas este sábado en España son de 832 fallecidos en 24 horas y un total de mas de 5.000 decesos.

 

Según estimaciones se calcula que este sábado habría mas de 600.000 casos registrados de coronavirus en el mundo.

 

El país con mayor numero de contagios es Estados Unidos, con un total de 100.000 y 1.600 muertos, situación que llevó a Donald Trump a ordenar por decreto a General Motors producir respiradores artificiales. Según testimonios del personal hospitalario de Nueva York, los equipamientos están siendo racionados y faltan insumos.

 

Francia, quinto país en número de muertos según cálculos oficiales, el gobierno decidió prolongar el confinamiento hasta el 15 de abril, precisando que los días venideros serán difíciles.

 

El Reino Unido, cuyo primer ministro Boris Johnson anunció estar contaminado levemente, se prepara para una afrontar una gigantesca ola de pacientes en sus hospitales.

 

En Brasil, la justicia anuló el decreto del presidente Bolsonaro, que excluía a las iglesias, templos religiosos y casas de lotería de la cuarentena impuesta en algunos estados para frenar la propagación de la epidemia.

 

En los países musulmanes como Pakistán e Indonesia ha resultado difícil impedir que los fieles acudan a la mezquita. En América Latina, hay órdenes de confinamiento obligatorio en Argentina, Bolivia, Colombia, Panamá, el Salvador y Venezuela, además de cierres de fronteras prácticamente generalizados.

Coronavirus cambia todo en la economía. La pandemia podría ser la antesala de un nuevo sistema económico

(Cortesía de Merca20.com) El mundo ha llegado a un punto de inflexión, la llamada era del affluence politics podría estar llegando a su final. El mundo —pero principalmente la Unión Americana— ha vivido durante décadas bajo un marco político basado en la opulencia. La palabra affluence en ingles se puede traducir a riqueza pero se trata de algo más grande. El término popularizado por el economista John Kenneth Galbraith en la década de 1950. Como sociedad acomodada, Estados Unidos produce automáticamente un exceso de empleos y riqueza, y el problema se centra de manera principal en la distribución de la recompensa. Sin embargo, la affluence politic o política de la opulencia no se trata de ser rico, más bien a no prestar atención a lo que crea riqueza en primer lugar. Es decir, es la política de ignorar nuestra capacidad de hacer y distribuir lo que la gente necesita.

 

La construcción del valor social

El tema es central a la actual crisis mundial, no se trata solamente de un problema de bolsa de valores, coronavirus o materias primas como el petróleo. La Unión Americana ha crecido de manera desordenada sin cuidar los factores estructurales que construyen verdadero bienestar para los habitantes de un país. Un ejemplo evidente es Netflix, según el abogado de quiebra Víctor Look, la empresa de streaming tiene adquiridos 14 mil millones de deuda de los cuales 12 son en bonos de baja calidad o Junk Bonds. La empresa tendría que crecer el doble de su tamaño actual para el año 2027 o quebraría. El reto es que la empresa ya vende 1.8 mil millones de dólares al año. Esta es sólo una de las miles de empresas Norte Americanas que son líderes mundiales en su categoría y que han logrado pulverizar a sus competidores locales en cada país que abren, sin embargo, son gigantes con pies de barro. Hace algunos años argumenté que Televisa era mejor para la economía de México que Netflix. La firma televisiva mexicana emplea 39 mil personas según sus propios reportes, en cambio Netflix según cifras de macrotrends tiene 7,300 empleados en todo el mundo.

 

Este modelo económico ha servido bien a la Unión Americana pero las primeras grietas han aparecido este año. La llegada del coronavirus ha demostrado la gran dependencia que tienen las empresas de ese país a las cadenas de suministro y materia prima de China y Europa. A este respecto seguramente las empresas fabricantes de autos en la Unión Americana extrañan los planes de tener más plantas en México. La cadena de suministro completa de los Estados Unidos está en jaque. De manera adicional es importante considerar que los niveles de desempleo están en mínimos históricos, cifras oficiales la sitúan en 3.6 por ciento de desocupación. Sin embargo, no hay aumento en los salarios promedio, esto indica un cúmulo de problemas; no obstante, el más interesante es el crecimiento del gig economy. Este rubro de servicios mantiene a gran parte de la población y la llegada del coronavirus la pone en una posición precaria. De manera natural los consumidores dejarán de ir a restaurantes, cines y eventos y con ellos se sacudirán los ingresos de todos estos proveedores independientes.

 

Coronavirus y niveles de deuda

Para los norteamericanos el problema se hace mayor al hablar del nivel de endeudamiento. La deuda por servicios médicos es especialmente onerosa. Según una investigación del Journal of General Internal Medicine, 137 millones de estadounidenses están luchando con deudas por servicios médicos. Uno de los principales causante de quiebras personales en la Unión Americana son justamente los compromisos adquiridos por temas de salud. La llegada del coronavirus exacerbará esta situación. No hablemos de deudas estudiantiles y las relacionadas a la propiedad de autos. En los dos casos la evidencia apunta a problemas serios para cumplir con pagos.

Anuncio

 

 

Crisis estructural y México

La imagen del país del norte es una de opulencia en la que la calidad de vida es superior. Sin embargo, estamos frente al precipicio de lo que podría ser una quiebra sistémica del modelo de opulencia. Esto significaría un reto enorme para países latinoamericanos, especialmente México. Nuestra cadena productiva está íntimamente ligada al tratado de libre comercio T-MEC, la caída de los gigantes de barro comenzará por quebrar industria completas en México. El mejor ejemplo es el petróleo, los productores de petróleo Shale basados en el Fracking dependen de enormes cantidades de deuda para subsistir y son la columna vertebral del liderazgo de la Unión Americana en producción de esta materia prima. Sin embargo, este sector requiere —según expertos como Ramsés Pech— de al menos un precio de $40 dólares por barril. La guerra para tomar participación de mercado de Arabia Saudita y Rusia ha causado que los precios se ubiquen hasta 12 por ciento abajo de ese límite. El problema ha llegado a tal grado que el Washington Post reportó el 11 de marzo que La Casa Blanca con seguridad buscará paquetes de apoyo financiero con tal de mantener al sector a flote.

 

Para México la guerra del petróleo significa la puesta en duda del modelo de crecimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador, que simplemente no ha tenido un mes fácil. Feminicidios, violencia, marchas y paros nacionales han plagado el 2020 y el bajo precio del petróleo sólo complica la situación.

 

El consumidor, coronavirus y la bolsa de valores

Para el consumidor promedio en México por lo menos no sale afectado por el petróleo o la bolsa de valores, por lo menos de manera evidente. El bajo precio del petróleo no se traducirá en disminución del precio de la gasolina dicho por las autoridades de México. Tampoco verán una disminución en sus ahorros, la mayoría de los Mexicanos no participa en instrumentos financieros de esta índole. No obstante, sentirá los efectos en aumento de precios y en la escasez de productos. Temas que habían quedado resueltos y son ajenos a la generación de compradores actuales. Los millennials no han vivido épocas de aumento de precios radicales, mucho menos visitar el super mercado y no encontrar producto. Los casos de coronavirus en México siguen siendo bajos pero seguramente subirán —cómo ha sucedido la mayor parte del mundo— si estos no se controlan podrían desestabilizar la vida diaria del mexicano. Un problema mayúsculo en especial si se considera que los pasados 14 meses la economía no ha crecido.

Página 1 de 286