Vuelve a caminar gracias a exoesqueleto robótico

Un hombre tetraplégico ha logrado volver a caminar gracias a la implementación de un exoesqueleto robótico que recibe comandos directamente de su cerebro.

Una serie de sensores implantados cerca del cerebro actúan como medio para que este envíe las señales al sistema, que incluye cuatro extremidades mecánicas.

Los científicos franceses a cargo del desarrollo del sistema han publicado recientemente los detalles de su trabajo y el voluntario ha dado algunos detalles sobre su experiencia.

 

Entrenamiento hombre y máquina

Thibault, el paciente que ha participado en esta prueba piloto, ha señalado que para utilizar el exoesqueleto ha tenido que reeducar su cerebro. “Al principio caminar fue muy difícil. Ahora puedo mantenerme erguido en el exoesqueleto durante dos horas y puedo caminar en círculos durante mucho tiempo. Es todo un logro para mí”, señaló el voluntario.

Durante los dos años de pruebas dos dispositivos de registro fueron implantados a cada lado de la cabeza de Thibault, entre el cerebro y la piel, cerca de la región que controla la sensación y las funciones motoras

Cada uno de estos dispositivos cuenta con 64 electrodos que capturan las señales del cerebro y las transmiten a un algoritmo que las interpreta. Estas señales se convierten entonces en señales de movimiento que se envían al exoesqueleto.

Thibault ha tenido que entrenar también al algoritmo para que aprenda a interpretar sus pensamientos y aumente la cantidad de movimientos disponibles.

 

Prototipo

Por ahora el exoesqueleto es poco más que un prototipo. Su tamaño sin dudas es uno de los indicadores más obvios sobre el temprano estado de desarrollo, las dimensiones no parecen hacerlo muy práctico para una gran cantidad de escenarios. También resulta extremadamente costoso.

Sin embargo esto no hace que los avances sean ni un poco menos esperanzadores para muchas personas afectadas por parálisis, ni menos admirable el trabajo realizado a nivel técnico.

 

 

 

Fuente: Redusers.