Edición genética, campo nuevo de la medicina preventiva

México.- En este Siglo XXI, se sabe que el medio ambiente, los alimentos, los contaminantes, nuestro estilo de vida y hasta nuestras emociones tienen la capacidad de modificar la forma en que opera nuestro genoma, estableció Miguel Betancourt Cravioto, director de Soluciones Globales de la Fundación Carlos Slim.

El genoma que está conformado por genes y cada uno de estos genes son los que determinan el color de nuestros ojos, del cabello, nuestra estatura, nuestra predisposición a enfermedades y nuestra respuesta a medicamentos, explicó en entrevista con Notimex.

La exposición a agentes del medio ambiente y al entorno pueden modificar la forma en que nuestro genoma funciona y a eso se le llama epigenómica.

Hacia el futuro se vislumbra la edición genética, el manipular el genoma utilizando alimentos, por ejemplo, nutrimentos específicos y hay otro elemento muy importante, relacionado con la nutrigenómica que es el elemento del microbioma, planteó el especialista.

“Hoy sabemos que hay más bacterias en nuestro organismo que células propias: De hecho hace poco había una nota en una revista científica que decía somos menos humanos de lo que pensábamos porque si sumamos el total de células entre las bacterias y nuestras propias células, dos terceras partes son bacterias y una tercera parte son nuestras células”, externó.

Y no están ahí de paseo, interactúan con nosotros y entonces, ese equilibrio entre nuestras células y las diferentes poblaciones de bacterias que existen en nuestra piel, mucosas, en nuestro tracto digestivo, en nuestro tracto genito-urinario, determinan muchas de nuestras enfermedades, añadió el especialista.

“Entonces cuando nosotros desequilibramos nuestro organismo, por alimentación, por uso de antibióticos, por muchas cosas, esa relación entre nuestros pasajeros y nosotros, genera nuestras enfermedades”, abundó Betancourt Cravioto.

Entonces, edición genética, microbioma, epigenómica son campos nuevos de la ciencia que determinarán el futuro del tratamiento médico, del tratamiento de las enfermedades y sobre todo con una visión hacia la prevención, puntualizó.

 

 

 

Fuente: Notimex.

La inteligencia artificial podría mejorar el diagnóstico del cáncer de seno

Un estudio publicado este miércoles en la revista de divulgación científica Nature destaca el potencial que tiene la inteligencia artificial para la evaluación de radiografías utilizadas para diagnosticar el cáncer de seno.

El documento explica como los investigadores de la Universidad Imperial de Londres y del NHS (Sistema Nacional de Salud Británico) entrenaron un sistema de inteligencia artificial provisto por la unidad DeepMind de Google.

Para tal fin se emplearon decenas de miles de mamografías.

Los resultados obtenidos por el sistema fueron comparados con los diagnósticos realizados en base a más de 25 mil radiogafías realizadas en el Reino Unido y más de 3 mil de los Estados Unidos.

 

Rendimiento

El estudio demostró que la IA podía identificar los casos de cáncer con una precisión similar a la de un radiólogo experto.

Además, redujo los falsos positivos en un 5,7% en el grupo de imágenes de los Estados Unidos, y un 1,2% en el grupo británico.

También redujo la clasificación incorrecta de falsos negativos en un 9,4% en el grupo estadounidense y un 2,7% en el británico.

La diferencia entre los grupos también reveló la diferencia que producen los métodos de diagnóstico. En Estados Unidos la imagen es observada por un solo radiólogo, mientras que en el Reino Unido participan dos y un tercero es consultado en caso de que exista una diferencia de opinión.

 

La ventaja de la IA

El uso de programas de computadora para la detección del cáncer no es nuevo. Pero la IA supone una importante ventaja porque no depende de lo que el ser humano le enseñe a detectar.

Esto implica que la inteligencia artificial es capaz de exceder la capacidad humana para detectar los signos más sutiles de la enfermedad.

 

 

Fuente: Redusers.

Fatiga visual y trastornos neuromusculares, daños del tecnoestrés

México, 14 Dic.- Fatiga visual, trastornos neuromusculares y problemas en la piel son algunos de los daños más comunes generados por el tecnoestrés, afirmó el especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Francisco Hernández Pérez.

Explicó que este término fue empleado hace más de una década para describir la poca adaptación que tienen algunas personas hacia el uso del teléfono móvil o internet, y que tiene un efecto negativo en la satisfacción y rendimiento laboral.

Mediante el artículo "Los riesgos de las tecnologías de la información y la comunicación", publicado en la revista Conamed de la Secretaría de Salud, señaló que las lesiones ocurridas por este suceso se correlacionan con la carga de trabajo, largas jornadas laborales y los ataques o accesos depresivos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hasta 2018 había 71.3 millones de usuarios de internet en México. Los hombres de 18 a 34 años de edad el grupo poblacional con mayor proporción de usuarios.

Las principales actividades son obtener información, entretenimiento, comunicación, acceso a contenidos audiovisuales y acceso a redes sociales.

Hernández Pérez destacó que para disminuir la presencia del tecnoestrés es recomendable tener un tiempo de sueño ininterrumpido y con horarios de despertar constantes, así como una acumulación de al menos 60 minutos diarios de actividad física moderada a vigorosa.

Además de evitar más de dos horas diarias de pantalla recreativa, procurar trabajar por lagos periodos frente a una pantalla de manera innecesaria, tomar descansos de 10 minutos por cada hora de trabajo y laborar a temperaturas agradables.

 

 

 

Fuente: Notimex.

Uso moderado de la calefacción evita el dolor de cabeza

México.- A escasos días del inicio de la temporada invernal, la neuróloga Karina Vélez Jiménez recomendó usar moderadamente el sistema de calefacción para evitar problemas de salud como el dolor de cabeza.

También destacó la importancia de limpiar oportunamente los aparatos del sistema de calefacción para reducir la posibilidad de contraer alergias derivadas del polvo que transita por la corriente de aire.

La presidenta de la Asociación Mexicana de Cefaleas y Migraña explicó que en los contextos donde es inminente recurrir al clima artificial para mantener una adecuada temperatura corporal, se recomienda no exceder los 23 grados centígrados con humedad en el ambiente de entre un 50 y 70 por ciento, pues el aire seco podría ocasionar irritabilidad en las vías respiratorias.

Detalló que generalmente la sensación de frío empieza a sentirse en el cuerpo cuando la temperatura es menor a los 20 grados, y es justo en ese momento que se aconseja usar el sistema de calefacción ya sea en la oficina, en el hogar o en el automóvil.

En caso de presentar dolor de cabeza, problemas respiratorios o signos de alergia como consecuencia de esta situación, la cirujana pidió a la población acudir de inmediato con el médico de confianza.

 

 

 

Fuente: Notimex.

Identifican redes cerebrales involucradas en pensamientos suicidas

Un grupo internacional de científicos identificó dos redes cerebrales que juegan un papel importante en los pensamientos y comportamientos suicidas, según un estudio publicado en la revista Molecular Psychiatry.

La primera de estas redes involucra a las áreas de la corteza prefrontal ventral medial y lateral, y sus conexiones con otras regiones del cerebro implicadas en la emoción. Las alteraciones en esta red pueden conducir a pensamientos negativos y dificultades para regular las emociones, lo que estimula los pensamientos de suicidio.

Mientras que el segundo circuito involucra a las regiones corteza prefrontal dorsal y el sistema de giro frontal inferior. Los cambios en ésta pueden influir en el intento de suicidio debido a su papel en la toma de decisiones, la generación de soluciones alternativas a los problemas y el control del comportamiento.

Si ambas redes se alteran en términos de su estructura, función o bioquímica, podrían llevar al individuo a tener pensamientos negativos sobre el futuro y a no poder controlar sus pensamientos. "Esto podría conducir a situaciones de mayor riesgo de suicidio", apuntó.

Lo anterior fue posible gracias a que los investigadores analizaron 131 estudios, en los que participaron más de 12 mil individuos; en los documentos observaron alteraciones en la estructura y función del cerebro que podrían aumentar el riesgo de suicidio en el individuo.

El suicidio es la segunda causa de mortalidad a nivel mundial entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad, al reportar 800 mil defunciones al año. Incluso provoca más decesos que el cáncer y las enfermedades cardíacas, destacó el documento dirigido por la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

"Si podemos encontrar una manera de identificar a esos jóvenes con mayor riesgo, tendremos la oportunidad de intervenir y ayudarlos en esta etapa importante de sus vidas", dijo mediante un comunicado una de las autoras de la investigación, Lianna Schmaal, de la Universidad de Melbourne, en Australia.

 

 

 

Fuente: Notimex.

Imagen: hispantv.com

Página 6 de 93