Una reciente entrevista realizada por el medio Motherboard a uno de los contratistas que trabajan con Microsoft ha revelado que muchas empresas asociadas estarían escuchando las conversaciones de los usuarios.

Los contratistas tendrían acceso a una serie grabaciones seleccionadas realizadas a través del asistente de voz Cortana y el sistema de traducción de Skype.

Los audios utilizados contienen una gran variedad de conversaciones, incluyendo algunas en las que las personas involucradas discutían asuntos íntimos como las relaciones con sus seres queridos o los problemas para bajar de peso.

En el caso de Cortana algunas de las conversaciones empleadas muestran un alto contenido sexual.

Microsoft ha señalado que antes de recabar información sobre los usuarios se ocupa de obtener sus permisos. Además, antes de enviar los archivos a los contratistas se realiza un proceso para borrar los datos de identificación. Los contratistas también deben comprometerse legalmente a mantener la información dentro de las normas europeas.

 

El contenido

 

Los audios utilizados tienen una duración muy breve, de hasta 10 segundos. En efecto, no contienen suficiente información para que se pueda identificar a la persona que está hablando.

Sin embargo su uso ha provocado la alarma en muchos expertos en privacidad. Pat Walshe, del grupo Privacy Matters, ha señalado que en el caso de Skype se da a entender que las escuchas se realizan a través de inteligencia artificial, no con seres humanos. Incluso dentro de las preguntas frecuentes estos aspectos no están bien aclarados.

 

 

 

Fuente: Redusers.