Boeing comenzó a trabajar en su primer taxi espacial

Cuando la NASA nombró por primera vez a Boeing y SpaceX como receptores del Programa de tripulación comercial, originalmente tenían como objetivo poner fin a su dependencia con Rusia para 2017. Pero desarrollar tecnologías espaciales es difícil y ambas empresas tuvieron que posponer sus primeros vuelos de prueba con tripulación hasta finales de 2018: incluso, algunos informes incluso dicen que se retrasarán hasta 2019. Aunque aún no está claro cuándo veremos despegar el primer taxi espacial, Boeing al menos ha comenzado a ensamblar el cohete Atlas V que transportará el taxi CST-100 Starliner a órbita por primera vez.

United Launch Alliance, la empresa conjunta de Boeing con Lockheed Martin, comenzó a trabajar en la unidad en sus instalaciones en Decatur, Alabama. Se utilizará para la primera prueba no tripulada del taxi espacial, destinada a demostrar el diseño del sistema integrado. Es extremadamente importante pasar esa prueba ya que es parte del proceso de certificación de la NASA: la agencia necesita asegurarse de que la tecnología de Boeing funcione antes de que los astronautas aborden el Starliner.

Mientras Boeing está ocupado trabajando en el Atlas V y el Starliner, SpaceX también está trabajando en su propio proyecto. La firma ya mostró un prototipo de su vehículo Dragon 2 hace un par de años, con un interior elegante y grandes ventanales para dar a los pasajeros una vista espectacular del espacio exterior. También está perfeccionando su cohete Falcon Heavy que llevará la cápsula al espacio, cuyo primer despegue podría realizarse en noviembre.

 

Fuente: www.redusers.com