Facebook Watch ¿La nueva televisión?

El padre de Facebook ha demostrado que, si algo sabe hacer bien, es escuchar a su audiencia. Mientras que algunos medios tradicionales siguen dudando sobre si las RRSS son o no el camino, mientras todavía hay producciones que se niegan a dejar lo analógico, el equipo de Facebook saca un as de la manga y nos prepara mentalmente para recibir a su próximo bebé: Facebook Watch, una TV que combina las posibilidades de YouTube con las opciones de canales de retransmisión como Netflix, pero que corre con dos grandes ventajas: es la red social de mayor penetración mundial y ¿la segunda?: todo lo que hace funciona de maravillas.

 

TV social: ¿la nueva televisión?

Se trata de la televisión que apoya e integra la interacción social, las recomendaciones, las valoraciones, los comentarios y la participación interactiva entre los espectadores, a través de chat de texto, audio o videoconferencia. Es la televisión sin restricciones. La TV social aprovecha e integra el poder de las redes sociales para crear un nuevo tipo de experiencia de usuario interactiva dirigida, participativa y atractiva.

 

¿Qué tendrá Watch que no tienen YouTube y Netflix?

YouTube es el segundo buscador más grande del mundo y el tercer sitio más visitado, después de Google y Facebook. Cada minuto se suben 300 horas de video, y más de cuatro millones de videos son vistos cada día. La plataforma número uno de video (hasta ahora) ha sabido monetizarse desde 2007. Por su parte, Netflix no deja de acumular dinero y éxitos. La principal red de televisión por streaming en el mundo presta servicio en más de 190 países y a 104 millones de usuarios, que disfrutan de más de 125 millones de horas de programas de TV y películas por día, incluidos los documentales, las películas y las series originales de Netflix.

Si bien Netflix es la plataforma de TV online más importante, todavía no puede superar la cantidad de horas reproducidas de YouTube, sin contar que le faltan 900 mil millones de suscriptores para alcanzarla. Por su parte, la TV de YouTube (YouTube Red) no pudo con Netflix, y ¿adivinen qué envidian de Facebook estas dos plataformas de video? El bendito engagement (compromiso): los videos de Facebook se comentan y se comparten más que los de YouTube, las marcas y los youtubers usan la plataforma como un repositorio y, al igual que en Netflix, los usuarios viralizan los contenidos a través de otras redes, siendo la plataforma de Zuckerberg la más elegida. ¿Qué puede tener Watch para competir?

 

Watch, básicamente, posee tres ventajas:

Engagement: Facebook es una multiplataforma donde conviven placenteramente diferentes tipos de formatos, no solo video. Tal vez sea esta la razón de su engagement tan anhelado por sus competidores.

Contenido: Netflix y los servicios de streaming aún no han emitido contenidos de deportes, entretenimientos y programas noticiosos. Por su parte, la nueva sección de Facebook presentará una oferta de contenido totalmente variada, que irá desde partidos de béisbol y fútbol profesional hasta programas de comentarios deportivos, pasando por cocina, documentales y reality shows.

Gratuidad: a diferencia de Netflix, Facebook Watch no les cobrará ni un peso a sus usuarios. Es más, con el objetivo de atraer a youtubers y creadores de contenido, Zuckerberg propone que el 55% de los ingresos por publicidad sea para quienes aporten videos originales a la plataforma.

 

¿Qué pasará con la TV tradicional?

Durante el siglo XX, los televidentes se limitaban a consumir contenido en un día y a una hora precisos. Con la llegada de los medios digitales, el público tiene el control de cuándo, dónde y qué ve. Los nuevos medios hacen posible la práctica “binge watching” (atracón de series). Este término hace referencia a la acción de ver varios capítulos de la misma serie de televisión de forma continua. Este nuevo modelo de consumo televisivo es el que está ganándole a la TV tradicional, que todavía maneja la vieja estructura programática y pasiva. Ya lo dijo Reed Hastings, CEO de Netflix: “El binge watching es el futuro”, y quién mejor que él para hablar sobre TV online.

 

¿Qué pasará con los anunciantes?

Todos sabemos que la publicidad es lo que sustenta a la TV tradicional; también, que en los últimos años ha incrementado la inversión en medios digitales. Las marcas cada vez confían más en espacios online; de hecho, la inversión en Internet ha superado a la radio y el diario. ¿La razón? Estar donde está la audiencia.

Ahora bien, el usuario medio de Facebook pasa 50 minutos cada día usando sus plataformas. Cuanto más tiempo y mayor contenido consumen los usuarios, se exponen a más anuncios, y eso se convierte en más ingresos para la empresa. Si bien todas las plataformas de video y streaming utilizan los datos para mejorar nuestra experiencia, Facebook cuenta con una base de datos mucho más precisa que Netflix y YouTube.

Facebook posee una base de datos de más de 2000 millones de usuarios; sabe todo, desde datos demográficos hasta gustos y preferencias. Conoce nuestros vínculos más cercanos y los lejanos, lo que amamos, lo que odiamos y lo que deseamos.

 

La red de Zuckerberg posee información acerca de nuestro comportamiento en todos los ámbitos y formatos: laboral, sentimental, religioso, político… Cada formato y función de la plataforma en cada uno de sus perfiles (personal, página y grupo) le suministra infinidades de datos que harán de la TV social la experiencia más personalizada jamás vista. ¿Y para qué servirá esto? Para conseguir más anunciantes, ¿para qué si no?

 

Fuente: www.redusers.com