Apple lanza nuevas versiones del iPad Air y el iPad Mini

Sin grandes anuncios Apple ha lanzado dos nuevas tablets al mercado, las nuevas versiones del iPad Air y el iPad Mini. Los dispositivos comparten varias características. Para empezar utilizan el mismo microchip, un A12 Bionic. Los dos son compatibles con Apple Pencil, y al parecer ninguno de los nuevos modelos emplea tecnología de reconocimiento facial para establecer la identidad del usuario.

 

iPad Air

El iPad Air tiene una pantalla de 10,5 pulgadas, lo que implica un incremento respecto a las versiones anteriores. La resolución es de 2224 x 1668, con una densidad cercana a los 264 PPI.

Cuenta con una cámara principal de 8 MP, con lente de cinco elementos, control de exposición, auto estabilización de imágenes, opciones para HDR y modo ráfaga entre otras tantas características adicionales. La cámara frontal es de 7 MP y puede generar video a 1080p y 30 FPS.

El CPU tiene seis núcleos, 2 de 2,5 GHz, 4 de 1,6 GHz. La memoria de almacenaje es de 64 y 256 GB según la variante. Todavía no existen datos sobre la RAM pero es posible que sea de 2 GB. Según Apple este nuevo modelo consigue un rendimiento que mejora en un 70% lo ofrecido por los anteriores.

 

iPad Mini

Este dispositivo es publicitado por la compañía como un bloc de notas electrónico que puede llevarse a cualquier parte con comodidad. Al utilizarse con Apple Pencil se transforma en una interesante opción para tomar notas a mano alzada, realizar tareas de ilustración o diseño.

El iPad Mini es un dispositivo con una pantalla de 7,9 pulgadas, con una resolución de 1536 x 2048 y una densidad cercana a los 324 PPI.

Cuenta con un juego de cámaras similar al del Air. Las velocidades de los nucleos del procesador también se repiten y lo mismo sucede con la memoria de almacenamiento y la RAM.

 

Precios

El iPad Mini tiene un precio base de USD 400, mientras que el iPad Air comienza en USD 500.

 

Fuente: Redusers.

Proyecto busca regular el uso comercial de la tecnología de reconocimiento facial

Dos senadores de los Estados Unidos están impulsando un proyecto de ley para establecer un límite al modo en que la tecnología de reconocimiento facial es utilizada. Sorprendentemente, o no tanto, Microsoft no ha perdido tiempo en respaldar la iniciativa.

El proyecto es conocido como The Commercial Facial Recognition Privacy Act of 2019. De hacerse efectivo establecería límites de uso para la tecnología en el ámbito comercial. Se prohibirían la recolección y la difusión de datos para identificar o rastrear a los consumidores sin el consentimiento de los mismos.

La idea es que las empresas les comuniquen de forma explícita a las personas cuando están tomando datos para el reconocimiento facial y obtengan sus aprobaciones para compartir la información conseguida. La propuesta fue elaborada por los senadores Brian Schatz y Roy Blunt.

Es importante notar que la ley no regula el uso gubernamental de esta tecnología. Aunque esto puede resultar desalentador para muchos tiene una lógica simple: De establecerse este mismo límite en dicho espacio muchos de los más modernos sistemas de seguridad en los aeropuertos y otros espacios críticos no podrían funcionar.

Brad Smith, presidente de Microsoft señaló que los sistemas de reconocimiento facial deben ser regulados para proteger a las personas contra los prejuicios, la discriminación, preservar la privacidad de los consumidores y defender las libertades democráticas más básicas.

 

Los frentes de la privacidad

De esta manera Microsoft se presenta como un aliado del derecho a la privacidad. Esta postura parece ir de la mano con otras acciones similares que la empresa ha tomado recientemente, como es el caso del proyecto Bali. Otra compañía que está intentando proyectar esta imagen pro privacidad es Apple. Por su parte, Facebook, Amazon y Google parecen haber quedado, al menos en la imagen pública, en la vereda de en frente.

 

 

 

Fuente: Redusers.

Informaron a paciente que iba morir a través de un robot

La tecnología tiene la capacidad de hacer que muchas tareas que antes eran difíciles ahora sean mucho más sencillas. Pero más fácil no siempre es mejor, hay esfuerzos que son inevitables y deben hacerse simplemente porque es lo correcto.

Un ejemplo del mal uso de la tecnología se produjo en el Kaiser Permanente Medical Center de Fremont, California, Estados Unidos. Un robot se acercó a Ernest Quintana,  de 78 años de edad, que estaba internado en grave estado.  Desde una de las dos pantallas que la unidad tiene en su parte superior un médico se comunicó a distancia y le informó al paciente que le quedaban unos pocos días de vida. En efecto, Quintana murió al día siguiente.

La familia hizo público el hecho a través de las redes sociales y señaló que esa no era la manera de mostrar compasión por un paciente. Julianne Spangler, una amiga de la hija de Quintana publicó una foto del robot y dio detalles sobre el mensaje que había recibido el paciente: “Le dijo que no tenía pulmones y que la única opción eran los cuidados de confort, remover la máscara que lo ayudaba a respirar y darle morfina hasta el momento en que muriera”.

Annalisa Wilharm, hija de Quintana, describió la situación: “Levanté la vista y me encontré con este robot en la puerta. (El médico) parecía estar sentado en una silla, en una habitación en alguna parte”. Annalisa señaló que una de las enfermeras le había dicho a su madre que esa era la forma en que el hospital actuaba.

Las autoridades del hospital señalaron que en realidad su política es tener una enfermera o un doctor en la habitación cuando se efectúan consultas remotas. También apuntaron que la tele-visita había sido precedida por la atención y conversación con el paciente cara a cara y no había sido utilizada para transmitir el diagnóstico inicial. Sin embargo lamentaron haberse quedado cortos en relación a las expectativas familiares.

 

 

 

Fuente: Redusers

La publicidad dirigida en camino a los SmartTV

Cualquier usuario de redes sociales o Internet en general sabe que existen mecanismos de recolección de información que están constantemente evaluando nuestro comportamiento para enviarnos publicidad que se ajuste a nuestro perfil. Por un lado eso implica que lo que se nos ofrece estará más cerca de nuestros verdaderos intereses, por otro lado todos queremos que en algún momento nos den un respiro y dejen de intentar vendernos algo.

Afortunadamente esto sucede en Internet, y otros ámbitos de nuestra vida están a salvo. O lo estaban. Con la llegada de los televisores inteligentes se han abierto nuevas posibilidades técnicas, muchas de ellas (como ver videos de Youtube en una gran pantalla) son muy positivas. Pero ahora existe un proyecto que podría trasladar las prácticas de publicidad dirigida a nuestros televisores.

Project OAR (Open Adressable Ready) es la nueva apuesta de la fabricante de televisores inteligentes Vizio. La acompañan en este desarrollo importantes medios de comunicación y productoras. Entre ellas se encuentran: Comcast, Disney, NBCUniversal, CBS y Discovery. Las empresas han formado un consorcio y buscan de esta manera impulsar un estándar abierto que pueda ser utilizado por todas las compañías de televisión para vender publicidad dirigida.

 

El primer objetivo del consorcio será definir los estándares técnicos.

 

Los mismos conflictos

Sin duda la publicidad personalizada será mucho más valiosa para las empresas. Sin embargo esta práctica implicará una nueva discusión sobre la captura de datos y el derecho a la privacidad.

Unos pocos años atrás Vizio tuvo problemas al implementar prácticas de seguimiento sobre el historial de sus consumidores y vender los datos a las empresas publicitarias sin pedir permiso o avisar que lo estaba haciendo. El software de seguimiento se había instalado en más de 11 millones de televisores. En 2017 la disputa terminó con la empresa pagando unos USD 2,2 millones.

 

 

Fuente: Redusers.

Disney prepara un servicio de streaming con todos sus grandes éxitos

Disney ha puesto sus ojos en el mercado del streaming y planea dar un paso firme a través del servicio conocido como Disney+. Aunque todavía falta un buen tiempo para que esté disponible algunos detalles sobre su contenido han ido develándose. La información más reciente llegó de la mano del CEO de la empresa, Bob Iger, quien explicó en una reunión de accionistas que se ofrecerán todas las películas que la empresa ha producido.

Iger señaló: “El servicio va lanzarse más tarde este mismo año, va a combinar lo que llamamos productos de biblioteca, películas y televisión, con muchos productos originales, películas y televisión. Poco tiempo después de su lanzamiento incluirá toda la biblioteca de películas de Disney. Las películas que tradicionalmente hemos mantenido en la ‘bóveda’ y solo hemos ofrecido cada cierta cantidad de años también serán parte del servicio”.

De esta manera Disney+ contará con más de 50 producciones que la compañía ha creado a lo largo de su historia, siendo muchas de ellas grandes clásicos de la cinematografía.

 

Todo lo de Disney

Pero Disney actualmente no solo es una empresa dedicada a los niños. La compañía es dueña de Marvel, lo que implica que muchas de las mejores películas de superheroes de los últimos tiempos tienen muchas posibilidades de ser incluidas. Algo similar puede ocurrir con las producciones de la saga La Guerra de las Galaxias en tanto Disney también ha adquirido Lucasfilm la productora creada por George Lucas.

 

 

Fuente: Redusers.

Página 9 de 91