Avanzan gobierno y sociedad de México en el manejo de sustancias químicas peligrosas y plaguicidas

Ciudad de México, 12 de abril de 2019. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), trabajará articuladamente con otras dependencias gubernamentales, la industria, organizaciones civiles y la academia, para actualizar el plan nacional de acción para la implementación del Convenio de Rotterdam. Ese fue el acuerdo al que llegaron los 64 asistentes al concluir la Reunión Consultiva Nacional que sobre dicho Convenio se desarrolló 10 y 11 de abril en la Ciudad de México.

Lo anterior fue informado por el Director General de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la SEMARNAT, Erick Jiménez, quién dijo que este plan incluirá toda una estrategia de manejo de sustancias químicas y plaguicidas en sinergia con los tratados multilaterales ambientales y alineado al Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

En ese sentido, se contempla el fortalecimiento y actualización del registro de moléculas, la evaluación de riesgos y el manejo integral a lo largo de todo el ciclo de vida de este tipo de sustancias (importación, formulación, distribución, comercio, uso, tratamiento y disposición final).

Mario Yarto, de la Secretaría del Convenio de Rotterdam por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), resaltó que en la Reunión hayan participado diversos institutos de investigación como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), así como representantes de la industria, asociaciones civiles y diversas dependencias del gobierno federal como la Secretaría de Economía, Salud, Agricultura y Desarrollo Rural, Trabajo y Previsión Social, Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, mostrando así un proceso nacional plural y democrático.

“La FAO refrenda su compromiso para acompañar técnicamente a México para apoyar el proceso nacional de implementación del Plan Nacional de Acción del Convenio de Rotterdam y así proteger la salud de las y los mexicanos y el medio ambiente”, señaló Yarto.

Las y los participantes se comprometieron a facilitar el intercambio de información que permita hacer frente a los retos ambientales y de salud que conlleva el uso de sustancias peligrosas.

La gestión integral de sustancias químicas a lo largo de su ciclo de vida tiene en el marco jurídico nacional y en los tratados internacionales, herramientas para fortalecer su desarrollo, minimizar impactos en el medio ambiente y proteger la salud de la población.

 

Sin embargo, también se identifica que históricamente no han sido efectivas las medidas para su control y vigilancia, y hay áreas de oportunidad y que requieren pronta atención. En ese sentido,  la Secretaría del Convenio de Rotterdam y la FAO manifestaron su intención de continuar apoyando al país en el fortalecimiento de capacidades institucionales y trabajando coordinadamente con las autoridades nacionales designadas.