Esta madrugada, la NASA lanzó con éxito la misión MMS, (Magnetospheric MultiScale), formada por cuatro naves de la agencia espacial, que tiene como objetivo estudiar la reconexión magnética.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) precisa en su blog en español que los cuatro satélites fueron lanzados a bordo de un cohete United Launch Alliance Atlas V 421, desde Cabo Cañaveral, Florida.

Dichas naves, indica, utilizarán la magnetosfera terrestre como un laboratorio para estudiar la microfísica asociada a tres procesos fundamentales que ocurren en el plasma: la reconexión magnética, la aceleración de partículas energéticas y la turbulencia.

El lanzamiento se realizó a las 2:44 GMT y a las 4:40 GMT, científicos e ingenieros de la NASA confirmaron “la exitosa separación de los satélites y su correcta ubicación en órbita”.

Luego de alcanzar la órbita, los cuatro satélites fueron insertados secuencialmente en la órbita terrestre uno a uno con un intervalo de cinco minutos.

Durante las próximas semanas, científicos e ingenieros de la NASA desplegarán las antenas de los satélites, y pondrán a prueba todos los instrumentos.

La misión proporcionará las primeras imágenes tridimensionales de la reconexión que ocurre en la capa de protección magnética de la Tierra, la magnetosfera.

El documento refiere que los científicos esperan que la misión no sólo les ayude a entender mejor la reconexión magnética, sino que también proporcione información sobre estos eventos de gran alcance, que pueden interrumpir los sistemas tecnológicos modernos, como redes de comunicaciones, navegación GPS y redes de energía eléctrica.

 

 

 

Fuente: Notimex.